Prevención de riesgos laborales en centros especiales de empleo
15692
post-template-default,single,single-post,postid-15692,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

La prevención de riesgos laborales en los centros especiales de empleo

PRL Centros especiales de empleo

La prevención de riesgos laborales en los centros especiales de empleo

Los centros especiales de empleo (CEE) están sujetos a la misma normativa en prevención de riesgos laborales (PRL) que el resto de empresas. Además, los trabajadores de estos centros, en su mayoría personas con discapacidad consideradas especialmente sensibles, requieren una atención específica para garantizar su salud y seguridad.

Una adecuada prevención de riesgos laborales no significa solo disponer de los documentos que exige la normativa; supone utilizar esos documentos como herramienta para lograr una cultura preventiva, integrada en todas las actividades de la empresa y en cada una de las personas que lo forman.

No hay que olvidar que todo empresario tiene obligaciones legales en materia preventiva cuyo incumplimiento puede conllevar responsabilidades administrativas civiles e incluso penales.

Para ayudar a implantar un eficaz PRL en su CEE, le facilitamos algunos pasos a seguir:

1. Decidir la modalidad más adecuada

La ley admite cuatro modalidades organizativas para el desarrollo de la prevención en la empresa. La decisión de la o las modalidades escogidas debe ser consultada con los trabajadores y sus representantes.

1.1 Asumir personalmente la actividad

El empresario puede asumir la PRL en su empresa, con excepción de la vigilancia de la salud de los trabajadores, cuando:

  • Se trate de una empresa de hasta 10 trabajadores
  • Las actividades desarrolladas en la empresa lo permitan
  • El empresario desarrolle de forma habitual su actividad profesional en centro de trabajo
  • Tenga la formación requerida

La prevención no son solo documentos.

1.2 Designar trabajadores

El empresario puede designar trabajadores, con formación en PRL, en número suficiente para que desarrollen adecuadamente sus funciones.

  • Los trabajadores designados deben tener los medios materiales y el tiempo necesario para llevar a cabo su labor.
  • Las actividades preventivas, para cuya realización no resulte suficiente la designación de trabajadores, deberán ser desarrolladas a través de servicios de prevención.
  • Es una figura muy recomendable en los CEE para un eficaz prevención de riesgos, sea cual sea la modalidad escogida.

La prevención es una exigencia legal. Las infracciones pueden conllevar responsabilidades administrativas, civiles e incluso penales.

1.3 Recurrir a un servicio de prevención ajeno (SPA)

Como complemento a otras modalidades o de forma exclusiva, se puede concertar las actividades preventivas con un SPA.

  • El concierto entre la empresa y el SPA debe cumplir los requisitos que exige la normativa.
  • Contar con un SPA no exime al empresario de su responsabilidad en materia preventiva.
  • Es muy positivo que una persona de la empresa con formación en PRL actúe de enlace entre la CEE y el SPA.

braile-prl-centros-especiales-empleo

1.4 Constituir un servicio de prevención propio (SPP).

El empresario deberá constituir un servicio de prevención propio:

  • Cuando la empresa cuente con más de 500 trabajadores.
  • En empresas de entre 250 y 500 trabajadores que desarrollen determinadas actividades.
  • Cuando así lo decida la autoridad laboral.

La formación de las personas que lleven a cabo actividades preventivas debe ser de nivel básico, intermedio o superior dependiendo de las funciones que desarrollen.

2. Desarrollar las actividades preventivas básicas

La ley establece unas actividades esenciales para facilitar la integración de la PRL en las empresas, de tal modo que ésta se tenga en cuenta en todas las actividades y decisiones que se tomen.

Estas actividades se plasman en documentos que deben servir de ayuda al empresario para la perra en su centro. Pero tener la documentación no significa que se esté haciendo prevención. La prevención no sólo son documentos.

Es recomendable que algún responsable en la empresa tenga formación, al menos de nivel básico, en PRL.

Toda empresa debe desarrollar y poner en práctica un Plan de PRL.

Éste debe incluir, entre otros, los procedimientos que indiquen cómo y quién debe realizar las actividades de la empresa, incluyendo la coordinación de actividades con otras empresas, qué hacer cuando hay cambios (nuevos trabajadores, equipos, proveedores…)

También debe definir las responsabilidades de cada una de las áreas de la empresa, especificando quién se ocupará de supervisar el cumplimiento de las actividades preventivas.

La prevención debe integrarse en todas las actividades y decisiones del CEE.

Las actividades básicas para la aplicación del plan de PRL son:

2.1 Evaluación de riesgos laborales

En la evaluación de los riesgos se identifican y valoran los riesgos que no han podido evitarse para cada uno de los puestos de trabajo, teniendo en cuenta: las características del trabajador que lo va a ocupar, los equipos de trabajo utilizados, los medios y las tareas.

Debe hacerse al inicio de la actividad del CEE y revisar cuando un trabajador sufra un daño en su salud y siempre que haya algún cambio que pueda modificar las condiciones de seguridad y salud (contratación de un nuevo trabajador con discapacidad, adquisición de equipos, cambios en las tareas …).

Si la revisión de la evaluación de riesgos tras un cambio determina la necesidad de adoptar medidas preventivas, será necesario también modificar la planificación de actividades preventivas.

Los riesgos de determinados puestos de trabajo pueden verse influidos por la naturaleza y grado de discapacidad del trabajador que lo ocupa, por lo que siempre es necesario tenerlo en cuenta en la identificación y valoración de riesgos.

La evaluación de riesgos, junto con la vigilancia de la salud del trabajador, puede determinar la necesidad de adaptar el puesto la naturaleza y grado de la discapacidad del trabajador en caso de peligro para ellos mismos o para terceros.

2.2 Planificación de las actividades preventivas

El empresario es el responsable de llevar a cabo la planificación en base a la evaluación de riesgos, aunque ésta haya sido elaborada por un SPA.

Para ello, debe asignar los medios materiales y recursos económicos necesarios, así como designar a las personas que ejecutará cada una de las medidas establecidas.

La planificación debe incluir, entre otros:

  • Actuaciones a realizar en caso de emergencia teniendo en cuenta la naturaleza y grado de la discapacidad de los trabajadores.
  • Planes de evacuación. Es recomendable verificar periódicamente su eficacia mediante simulacros.
  • Vigilancia de la salud. El empresario debe comunicar al servicio médico las tareas que desempeñan y los riesgos a que están expuestos los trabajadores, así como los equipos y sustancias químicas que manejan y cualquier información relevante. Se valorará si el trabajador está sufriendo algún daño en su salud, así como aptitud médica para continuar en el puesto.
  • Información comprensible a los trabajadores de los riesgos a los que están expuestos y de las medidas adoptadas para controlarlos o eliminarlos.
  • Formación de los trabajadores, poniendo especial atención en la formación facilitada trabajadores con discapacidad sensorial, intelectual y psíquica.

3. Aspectos fundamentales para una buena gestión de la PRL

Cuando la PRL se integra en la gestión de la empresa de forma eficaz, se convierte en una interesante inversión tanto para la salud y seguridad de los trabajadores como para el buen funcionamiento de la empresa.

Hay algunos aspectos básicos que potencian la buena gestión de la PRL:

  • Si hay alguna actividad preventiva concertar externamente, es importante contar con al menos una persona de la empresa que actúe de enlace entre la CEE y el SPA.
  • Es muy recomendable que dicha persona del enlace tengo al menos una formación de nivel básico en formación sobre PRL.
  • El enlace deberá comunicar inmediatamente al SPA los cambios en el CEE que pudiera modificar la evaluación de riesgos (nuevos trabajadores, equipos, sustancias, procedimientos o tareas, daños en la salud, …).
  • La supervisión de actividades de los trabajadores con discapacidad por parte de un responsable convenientemente formados reduce el riesgo de accidentes
  • La coordinación con otra empresas (clientes, proveedores) en materia preventiva siempre debe incluir al menos el intercambio de información entre ambas empresas. Si trabajadores del CEE acuden a otras empresas, éstas deben tener en cuenta la naturaleza y grado de la discapacidad de los mismos en su plan de emergencia.

Los puestos de trabajo deben ser adaptados a la naturaleza y grado de la discapacidad del trabajador

4. Ejemplos de medidas preventivas en trabajadores con discapacidad

  • En un puesto de oficinas ocupado por un trabajador con una discapacidad en la mano derecha, se identifica el riesgo de lesión en la columna vertebral por tener que girarse para acceder a los cajones de su mesa. Se planifica  la medida de comprar una mesa con los cajones en el lado izquierdo eliminando así el riesgo.
  • En un centro con trabajadores con discapacidad auditiva se instalan alarmas de incendio luminosas.
  • En un CEE con trabajadores con discapacidad intelectual o psíquica se elimina el riesgo de accidente por uso indebido de equipos peligrosos o productos químicos manteniéndolos siempre inaccesibles o inutilizables para los trabajadores que presenten este tipo de discapacidad.

  • Sistema de control de movimientos del ratón del ordenador mediante movimientos de la cabeza para personas tetrapléjicas.
  • Sistema de control de movimiento del ratón del ordenador mediante pulsador de pedales para trabajadores con dificultades para utilizar brazos y manos.
  • Línea Braille para el acceso informático de personas ciegas.
  • Dispositivo que permite el uso del teléfono a personas sordas.

 

Formar en PRL a los supervisores de trabajadores con discapacidad reduce el riesgo de accidentes.

SGI Consultores
marketing@gruposgiconsultores.com
No hay Comentarios

Escribir comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies